Salmonelosis y enfermedad diarreica aguda


Las salmonelosis no tifoideas (SNT), también llamadas salmonelosis entéricas, son infecciones producidas por serotipos de Salmonella distintos de Salmonella typhi o S. paratyphi, que pueden causar cuadros clínicos del tipo gastroenteritis aguda, bacteriemia (primaria o secundaria a enteritis), infecciones focales no digestivas y el estado de portador crónico asintomático.

La infección se transmite por ingestión de alimentos o bebidas contaminadas. Estas infecciones son la causa más frecuente de brotes epidémicos transmitidos por alimentos. Los alimentos poco cocinados (pollos, gallinas, huevos, carne roja), así como frutas y verduras frescas contaminadas por heces de seres humanos o animales, son los principales implicados. Los productos alimentarios manufacturados (leches pasteurizadas, lácteos en polvo, fórmulas lactantes, aves domésticas) representan un riesgo elevado, especialmente en países desarrollados. La infección persona-persona es poco frecuente, pero es la vía de contagio más importante de infección hospitalaria.

Gastroenteritis

Las Salmonellas son, junto con el género Campylobacter, los patógenos más frecuentes en la diarrea bacteriana. Se trata de una zoonosis de distribución universal, en la que el reservorio natural es el tubo digestivo de los animales, tanto domésticos como salvajes. Las personas portadoras crónicas también constituyen un reservorio más o menos perdurable.

La dosis infectante (106 bacterias) es mayor que en el caso de infección por S. typhi, pero disminuye en personas con menor acidez gástrica (neonatos, aclorhidria, uso de antiácidos), así como con el uso de antibióticos al alterar la barrera natural de la flora gastrointestinal. La conservación no refrigerada de un alimento contaminado permite que la multiplicación de bacterias alcance la dosis infectante.

Manifestaciones clínicas

El periodo de incubación es entre 6 y 72 horas tras la ingestión de alimentos o agua contaminados

En general es de carácter leve y autolimitado, resolviéndose en menos de 10 días. Aproximadamente el 50% de los casos se da en menores de 10 años.

Los síntomas incluyen: fiebre (en las primeras 48-72 horas), náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. La diarrea dura de 3 a 7 días y va desde unas pocas deposiciones blandas a una diarrea grave inflamatoria (con presencia de sangre) junto con tenesmo rectal. El cuadro puede acompañarse de cefalea, mialgias y otras manifestaciones sistémicas.

En casos raros puede provocar un síndrome de pseudoapendicitis o simular una enfermedad inflamatoria intestinal.

Complicaciones

Raramente provoca deshidratación grave que requiera hospitalización.

Aparece bacteriemia en el 2% de los casos; en niños menores de 3 años, ancianos e inmunodeprimidos el riesgo de bacteriemia es mayor y tiene peor pronóstico.

La mortalidad en nuestro medio es prácticamente nula y suele ocurrir en ancianos ingresados en centros de crónicos o residencias y en inmunodeprimidos.

Tratamiento

Reposición de líquidos y electrolitos

La mayoría de casos no precisan antibióticos ya que no disminuyen la duración de los síntomas, pueden prolongar la duración del estado de portador y favorecer recidivas.

En pacientes: edades extremas (neonatos o mayores de 50 años con fiebre), inmunodeprimidos o con material protésico intravascular.

ciprofloxacino oral 500 mg/12 h, 3 días (tasa de resistencia <5%)


Dr Nicolas Blanco B

Medico General 


Escrito por: Dr. Pedro Gomez

¿Cómo se siente hoy?

Dr. Juan Carlos Pacheco a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Instasalud