DESPRENDIMIENTO PREMATURO DE PLACENTA NORMOINSERTA


Se define como el desprendimiento Prematuro de la placenta normoinserta (DPPNI) al desprendimiento de la placenta del útero antes de las 20 semanas de gestación y antes del tercer periodo durante el parto. A diferenciad de la placenta previa en esta patología la placenta que implantada a alguna distancia del orificio cervical interno. La principal manifestación es la hemorragia externa, sin embargo también se puede presentar una hemorragia oculta dado que la sangre queda retenida entre la placenta desprendida y el útero. Ésta patología conlleva a un mayor peligro para la madre y el feto, ya que presenta la posibilidad de coagulopatía y el diagnóstico típicamente es tardío.

Su incidencia es baja sin embrago esta aumenta en presencia de embarazo gemelar. Los principales factores de riesgo son: apoplejía uteroplacentaria, degeneración deciduo-placentaria precoz, traumatismos, hematoma retroplacentario, edad materna, multiparidad, hipertensión, preeclampsia, rotura prematura de membranas pretérmino, corioamnionitis, tabaquismo, trastornos tromboembólicos, leiomiomas, cesárea anterior, diátesis hemorrágica.

Dentro de las manifestaciones clínicas la hemorragia vaginal es el signo de presentación más frecuente, Generalmente no es tan abundante como en el caso de placenta previa. Es probable que haya hemorragia oculta cuando en caso de derrame sanguíneo por detrás de la placenta, en tal caso puede existir desprendimiento de placenta sin embargo las membranas se mantienen fijas, así la cabeza fetal está tan adaptada al segmento uterino inferior que imposibilita el paso de sangre. También la gestante puede presentar dolor abdominal a la palpación uterina. El estado general de la gestante es alterado con angustia, dolor abdominal y en ocasiones un cuadro de shock. Esta patología puede provocar: Pérdida de bienestar fetal, Polisistolia o hipertonía, Amenaza de parto pretérmino

DIAGNÓSTICO El diagnóstico es principalmente clínico basado en una correcta anamnesis en busca de factores de riesgo dado que el diagnostico Ecográfico en varios estudios demuestra que la ecografía confirma con poca frecuencia el diagnóstico de esta patología. Ante lo cual la ausencia de hallazgos en la ecografía no excluye el DPPNI. Siendo por lo tanto el diagnostico principalmente Anatomo-patológico ante el hallazgo principal del coágulo retroplacentario firmemente adherido. Este puede estar ausente si existe disección placentaria o si es de inicio reciente. Se pueden realizar pruebas complementarias como: registro cardiotocográfico

Dadas las posibles complicaciones que se pueden presentar en este caso es importante acudir a los controles respectivos durante la gestación, con un médico, quien podrá realizar un diagnóstico oportuno y determinar las acciones terapéuticas necesarias según el caso, con el fin de evitar futuras complicaciones.

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Ávila Darcia Sergio et.al; Revista Clínica de la Escuela de Medicina UCR – HSJD Año 2016 Vol 6 No III Rev Cl EMed UCR www.revistaclinicahsjd.ucr.ac.cr junio 2016 11 TEMA 2016: Generalidades sobre placenta previa y acretismo placentario; Disponible en: file:///C:/Users/Usuario/Downloads/25735-66854-1-SM.pdf

• Diagnóstico y Tratamiento de la Hemorragia Obstétrica en la Segunda mitad del Embarazo y Puerperio Inmediato, México Secretaria de Salud, 2009. Disponible en: http://salud.edomex.gob.mx/hmpmonica_pretelini/documentos/guias/Diagn%C3%B3stico%20y%20tratamiento%20de%20la%20Hemorragia%20Obstetrica.pdf


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dr. Sebastián Bohada Palacios a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Instasalud