MASTITIS


Está definido como la Inflamación de uno o varios lóbulos de la glándula mamaria pudiendo cursar con cuadro de infección. En la mayoría de los casos es unilateral; es más frecuente que se presente durante los tres primeros meses de lactancia.

Los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de mastitis son: retención de leche ya que en esta existen sustancias proinflamatorias y elementos celulares activados que, si permanecen tiempo en contacto con el epitelio de la glándula mamaria, pueden desencadenar una respuesta inflamatoria favoreciendo el sobrecrecimiento bacteriano ocasionando una mastitis aguda e, incluso formación de abscesos, obstrucción de los conductos lácteos, tomas poco frecuentes o programadas de antemano, separación de tomas de forma súbita, agarre inadecuado del niño con extracción ineficaz de la leche, separación entre la madre y el recién nacido en las primeras 24 horas de vida; dentro de los factores maternos se encuentran: Malnutrición, grietas, mastitis previa, pezón plano o pezón invertido, presión en el pecho; Bombas de extracción, higiene inadecuada de los sets de extracción o la falta de lavado de manos antes y después de la extracción y masajes mamario, uso de chupetes que reemplazan tomas, abuso de pomadas antifúngicas, uso rutinario de cremas “preventivas de grietas”, que dificultan una buena adhesión boca-pezón.

Los agentes bacterianos no patógenas encontradas con más frecuencia en leche de mujeres sanas sin síntomas de mastitis son: Staphylococcus coagulasa negativo, Streptococcus viridans, Staphylococcus aureus, estreptococo del grupo B, Enterococcus fecalis, Pseudomonas spp., Streptococcus pneumoniae, corinebacterias, Escherichia coli y Candida spp., Los principales agentes etiológicos de la Mastitis son el Staphylococcus aureus resistente a meticilina, Streptococcus spp., Escherichia coli o Corynebacterium spp., Staphylococcus epidermidis.

Los principales síntomas son: dolor mamario y signos inflamatorios (calor, rubor y eritema), puede cursar con temperatura superior a 38,5 °C, decaimiento, dolores articulares, escalofríos, náuseas. En la mayoría de los casos hay presencia de dolorosas lesiones en el pezón (irritación, grietas).

El diagnóstico de esta enfermedad es principalmente clínico por lo cual es importante que acuda de inmediato al médico ante cualquier molestia, se realizara ecografía en caso de sospecha de absceso (requiere en la mayoría de los casos manejo intrahospitalario), el tratamiento será evaluado de acurdo al periodo las condiciones de la paciente y valorando si se encuentra en periodo de lactancia dado que es muy importante no abandonar la misma salvo ciertas excepciones.

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Espínola-Docioa Blanca et. Al, Mastitis. Puesta al día Mastitis update, Comité de Lactancia Materna, Asociación Española de Pediatría; Disponible en: http://www.aeped.es/sites/default/files/mastitis_puesta_al_dia.pdf

• Vayas R, et al , Actualización en el manejo de las Mastitis Infecciosas durante la lactancia materna, REV CLÍN MED FAM 2012; 5 (1): 25-29


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Instasalud