DIARREA AGUDA


DIARREA AGUDA


*CONCEPTO:

La diarrea se define como el aumento en el número de las deposiciones. Estas suelen ser muy líquidas y en gran cantidad. Si la diarrea se presenta derrepente y no dura más de dos semanas, los médicos hablan de diarrea aguda. Por el contrario, si dura más de dos semanas, se trata de una diarrea crónica.

Fisiológicamente la diarrea es un mecanismo defensivo del propio intestino que detecta algún elemento potencialmente peligroso e intenta, mediante un torrente de agua, expulsarlo vía anal lo antes posible, para protegerse y que este elemento perjudicial no sea absorbido. Y, en la mayoría de las ocasiones, es lo que sucede. Por este motivo, a no ser que sea estrictamente necesario, no conviene tomar ningún medicamento que corte de forma severa la diarrea porque, en ese caso, se habrá eliminado el síntoma, pero no la causa que lo provoca e, incluso, esa toxina o elemento dañino que está produciendo la diarrea, permanecerá más tiempo en el interior del organismo

*CAUSAS: 

Existen muchas causas que originan la diarrea. Sin embargo, la más común es la gastroenteritis vírica epidémica, muy frecuente en niños. Otras situaciones que pueden propiciar la enfermedad son la ingesta de determinados alimentos o agua que contienen determinados tipos de bacterias que provocan la diarrea y así como intoxicaciones alimentarias.

Además, algunos medicamentos, como antibióticos, fármacos quimioterápicos o laxantes con magnesio pueden causar diarrea como efecto secundario.

Por último, está vinculada a una serie de patologías como las enfermedades inflamatorias del intestino, principalmente como son la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn; la insuficiencia del páncreas o el síndrome del intestino irritable o la ansiedad y situaciones estresantes, entre otras.

*SINTOMAS: 

Los síntomas dependen del tipo de organismo que causó la enfermedad pero los más frecuentes son:

• Cólicos abdominales.

• Dolor abdominal.

• Heces con sangre.

• Inapetencia.

• Náuseas y vómitos.

* DIAGNOSTICO:

 En la mayoría de los casos de diarrea infecciosa, y si la situación del paciente no es grave, no suele ser necesario realizar ninguna exploración para confirmar el diagnóstico, siendo importante conocer el contexto del paciente: antecedente de consumo de alimentos que pudieran estar en mal estado o la presencia de varias personas afectas que han participado en una misma comida. Sin embargo, si existe deterioro del estado general o signos de deshidratación, puede ser conveniente realizar estudios complementarios como un coproparasitario, polimorfonucleares e incluso sangre oculta en heces y valorar la necesitad de tratamientos específicos.

*TRATAMIENTO

El tratamiento de la diarrea busca reponer los fluidos y electrolitos perdidos para prevenir la deshidratación. Dependiendo de la causa del problema, es posible que necesite medicamentos para detener la diarrea o tratar una infección.

Los adultos con diarrea deben beber agua, jugos de frutas, bebidas deportivas, bebidas gaseosas sin cafeína y caldos salados. A medida que los síntomas mejoran, se pueden comer alimentos suaves y blandos.

Los niños con diarrea deben recibir una solución de rehidratación oral para reponer los líquidos y electrolitos perdidos.


Escrito por: Dra Alexandra Vicente Rodríguez

¿Cómo se siente hoy?

Dr. Juan Carlos Pacheco a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Instasalud