CELULITIS


Se define como la infección de piel y tejidos blandos, afectando principalmente a la dermis profunda y al tejido celular subcutáneo, es responsable de un alto índice de hospitalizaciones por año con alta morbilidad y se encuentra dentro de las principales causas de consulta en atención primaria.

Los agentes causales más frecuentes son Streptococcus beta hemolítico y Staphylococcus aureus, utilizándose como tratamiento principalmente los beta-lactámicos. Sin embargo, en últimos estudios realizados se ha encontrado presencia de Staphylococcus resistentes a meticilina (SARM) en la comunidad, tomando en cuenta que en la década pasada estos se encontraban principalmente en el ambiente hospitalario; por lo cual es importante evitar la automedicación ya que esto genera resitencia a los antibióticos que son parte del tratamiento de esta enfermedad.

Es importante citar que en las guías recientes para SARM se enfocan en la distinción entre infecciones purulentas y no purulentas; encontrando como principal agente causal de infecciones purulentas de tejidos blandos a S. aureus, y de estos aproximadamente la mitad eran SARM. Por tal motivo se recomienda el tratamiento para SARM cuando sea una infección purulenta. En casos de infecciones no purulentas, se ha encontrado en su mayoría asociado a infección por Streptococcus beta hemolítico.

La sintomatología se caracteriza por la presencia de dolor, enrojecimiento, y aumento de volumen en la piel involucrada, fiebre; a la exploración física, presentan toxicidad severa, hemorragia, bulas, necrosis de piel, equimosis, presencia de gas o crepitación y anestesia cutánea. Generalmente las condiciones predisponentes son: obesidad, edema, resección de vena safena, radioterapia o alguna alteración en piel (úlceras, heridas, piel fisurada), enfermedades crónicas en piel o estasis venosa.

Una de las principales complicaciones es la fascitis necrotizante, por lo cual en casos severos requiere manejo hospitalario para poder solventar presencia de dicha complicación.

El diagnóstico es principalmente clínico basado en la historia del paciente principalmente buscando factores de riesgo para SARM como por ejemplo exposición nosocomial; el manejo es generalmente ambulatorio requiriendo en determinadas ocasiones manejo hospitalario en caso de presentar complicaciones, afectación del estado general, sospecha de infección por SARM.

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Perelló-Alzamora María Rosa et al, Celulitis moderada-grave que requiere ingreso hospitalario. Criterios de ingreso y antibioterapia empírica, Med Cutan Iber Lat Am 2014; 42 (1-3): 12-17

• Gunderson C., Celulitis: definición, etiología y manifestaciones clínicas, Am J Med 2011;124:1113-1122, Revista de Enfermedades Infecciosas en Pediatría 2012 Vol XXV Núm 100


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Instasalud