NUTRICIÓN Y DISFAGIA II


Tratamiento dietético de la disfagia a sólidos


Cuando la disfagia se produce con alimentos con consistencia sólida, la estrategia de actuación cambia radicalmente, suavizando la consistencia de los alimentos sólidos. Esta dieta no consiste únicamente en la dieta normal y la dieta triturada exclusiva a base de purés, entre estos dos extremos, siendo situaciones explicadas en 4 fases:


- Dieta normal sin modificación de textura: en esta dieta, el paciente no tiene problemas de disfagia a sólidos, se toleran bien todas las consistencias.


- Dieta de fácil masticación: no hay problemas de deglución, pero está limitada la capacidad de masticación de alimentos durante mucho tiempo. Consta de alimentos sólidos o semisólidos.


- Dieta mecánicamente manipulada: existe una dificultad en la masticación y deglución de alimentos, por lo que se permite alimentos semi-sólidos, con un alimento que ayude a mejorar la consistencia como salsa de tomate. Siendo recomendable evitar alimentos que puedan fragmentarse en varios pedazos como el pan tostado, galletas o alimentos pegajosos como queso.


- Dieta triturada: gran dificultad en la masticación o deglución, se utilizan alimentos líquidos espesados; se debe evitar mezclas de consistencias en el mismo alimento. Las consistencias más adecuadas son tipo mouse, flan, pudding, etc.


Cada cierto tiempo será conveniente realizar una revisión del grado de disfagia y la adaptación a la dieta para comprobar que es la adecuada y el paciente mantiene un estado nutricional correcto.


Consejos nutricionales para personas con disfagia


Establecer un ambiente relajado y tranquilo a la hora de comer, consumiendo los alimentos despacio y esperar el vaciado de la boca.


La persona con disfagia debe estar sentada en el momento de comer y un rato después de la misma, no menos de media hora. En caso que se encuentre en cama, se debe elevar la cabecera, nunca dar de comer acostado, ya que el riesgo de disfagia y atragantamiento se multiplica.


En el momento de la deglución es preferible hacerla con flexión del cuello hacia abajo, evitando la posición de pie ya que esta posición no es posible y el riesgo de atragantamiento es mayor, por lo que el cuidador debe estar a la misma altura o incluso más abajo que el paciente para que la cuchara llegue desde la parte inferior.


No dar los alimentos con jeringa ya que hay riesgo de atragantamiento, lo ideal es dar de comer con cuchara rígida, para que en casos severos de deterioros cognitivos la persona sienta un estimulo en los labios y pueda preparase para el bocado.


Consumir las pastillas trituradas y nunca con agua líquida si tiene disfagia a líquidos.


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista
Fuente: Ruiz, A. "Nutrición y disfagia". 2017.


Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma Ludeña

¿Cómo se siente hoy?

Dr. Juan Carlos Pacheco a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Instasalud